martes, 21 de diciembre de 2010

Empanaditas

La morcilla acaba de ser padre.

Después de años de intensa misoginia, decidió unirse a una empanada de carne de cerdo con provolone.

Fruto de esta conjugación empanaderil han sido las Empanaditas: Trifulca, Batallín, Contienda y Guerrada.

Bellas y únicas; en su efeba cocción está la verdadera inocencia del universo.


jueves, 4 de noviembre de 2010

El lenguaje de los pájaros

Cuando los ángeles cayeron del Edén a la Tierra, uno de ellos clamó: “Nuestra lengua sagrada será entregada al hombre quien a su vez la transmitirá a sus hijos e hijas”. Aquel mítico lenguaje fue denominado por los Alquimistas como la lengua de las aves.


En este caso la morcilla viajó a Perú, en donde contactó a la chamán-pájaro Rayita Das Luz. Fructífero encuentro del cual (empanadas mediante) emergieron estas tres fotografías.




sábado, 18 de septiembre de 2010

Horno, sudor y lágrimas de queso

Ellas. Impertinentes y demasiado teóricas. Empanadas de nuez y roquefort. Amantes del horno más grande del mundo.


Sudan. Una junto a la otra. El jugo de su deseo se derrama en el piso. Hay olor a cocción por todas partes.

Sudan juntas, besándose, haciendo cosas que las Escrituras del Fuego prohíben estrictamente. Respiran aceleradamente. Hay besos de sobra.

Empanadas dilatadas, sonrojadas, excitadas, macilentas en su peregrinación hacia el horno, que las aplastará con sus ganglios de fuego.





domingo, 29 de agosto de 2010

Barbarie es Civilización

Domingo Faustino Sarmiento fue uno de los argentinos más ambiguos del siglo XIX. Por un lado generó un sistema educativo laico y de avanzada para la región sudamericana, mientras que por otro pujó por la erradicación de lo que él consideraba como Barbarie (el campo y sus habitantes, los gauchos).


Se trató de un sobreexcitado espécimen que soñó con una Argentina al estilo europeo; que no dudó en ensombrecer las raíces culturales de los Pueblos Originarios, a los que despreció al igual que a los Caudillos, convirtiéndose en acérrimo enemigo de estos líderes naturales.


La morcilla ha platicado con diversas empanadas sobre el asunto sarmantineano, hasta dar con la Doctora Jamana-y-Queiso, autora del libro “Barbarie es Civilización”. El texto se halla en entero contrapunto con los postulados del mencionado político argentino, y resaltan la importancia del Gaucho/Caudillo en el proceso de formación social y nacional.


Para no perder su neutralidad, la morcilla aprovechó para clavar su tenedor en la Doctora Jamana-y-Queiso, devorándola.







miércoles, 18 de agosto de 2010

INCUBICO

En el año 2006 se inician las actividades de la Vanguardia Incubista, creada por los artistas múltiples Diego Arandojo y Sebastian Zurutuza.


El objetivo principal de este movimiento es unir elementos estéticos, filosóficos y socio-culturales que se relacionan con un amplio bagaje teórico.

El Incubismo busca la recuperación de símbolos, tabúes y corrientes culturales más bien subterráneas que no encuentran un eco oficial en lo establecido y dominante. En un sentido, se trata de mirar al pasado pero sin ánimo de clonación o táctica retro. Más bien es penetrar en los arquetipos que subyacen en el inconsci ente colectivo de las culturas; lo mítico y lo universal.

En otro aspecto, es una proyección al futuro cercano, habilitado por medios y formatos. Las capacidades técnicas de los recursos electrónicos y digitales nos permiten actualizar hoy y mañana esos temas que tienen una manifestación arcana, pero que en esencia son constantes y atemporales.

Para visistar INCUBICO: www.incubico.arandojo.com.ar

sábado, 3 de julio de 2010

Discusiones banales

Sofilím y Crácova eran ancianas empanadas de queso y cebolla. Solían reunirse todas las tardes en el Café Las Lumbres, sito en una avenida muy concurrida de la ciudad capital.

–Me resisto a creer que Dios es ardilla –dijo Crácova, degustando una galleta.

–Los científicos no mienten. En la excavación estaba el Tótem ardillil y el Libro –aseguró Sofilím exhibiendo el periódico–. Las pruebas de ADN demuestran que Dios tiene forma de ardilla.

Pero las empanadas poseen un culto propio: el Dios-Del-Fuego; distante del Dios Judeocristiano.

–Somos fueguistas… ¿o no? –preguntó Crácova.

–Por supuesto. Su Majestad el Horno Imperecedero es rector de nuestra filosofía espiritual. El fuego nos cocinó dándonos vida. Somos sus hijas –confirmó Sofilím.

Un incidente dio un giro inesperado a la discusión. Un ladrón excesivamente gordo (empanada de verdura con ají) entró en el Café y con una escopeta exigió dinero.

–¡Quiero todo, rápido, y no hagan tonterías! ¡A la primera estupidez que vea les vuelo los repulgues! –ordenó a los presentes.

Cada uno entregó su dinero a medida que el atracador se aproximaba. Cuando llegó a la mesa de las empanadas ancianas, una de ellas se negó a colaborar.

–Es mi pensión. Me la he ganado con una vida de trabajo –se defendió Crácova.

–De nada te servirá –explicó el ladrón.

–¿Por qué?

Dos balazos hicieron explotar a aquella empanada anciana. Su amiga se echó a un lado llorando.

–Ahora comprendes –dijo el atracador, retirando el dinero del cadáver.

Terminado el asalto ya no importaba en cuál Dios creer A las balas les daba lo mismo el Dios-Del-Fuego o un Dios con forma de ardilla.



miércoles, 16 de junio de 2010

Poemas empanaderiles

Las empanadas. La gran obsesión de la morcilla.

Aquí dejamos algunos poemas que escribió sobre estas criaturas gastronómicas.


EMPANADA
DE BARRO / EN MI LECHO QUIERO

MI LECHO MI BOCA

QUESO Y JAMÓN

ALPARGATAS DE EMPANADAS

MI TÍA EBBA
SABE ELLA
MUCHO
DE
EMPANADAS

/ REPULGUE PARA JEHOVÁ

EMPANADAS
DE ÁNGELES


































viernes, 4 de junio de 2010

Oscurantismo Empanaderil

La temible Santa Inquisición de la Empanada flageló Europa y el Nuevo Mundo durante dos siglos.

Empanadas bestiales se encargaron de torturar a pizzas y mollejas por igual, sin distinguir culpables de inocentes.

Este período fue denominado por los historiadores como Oscurantismo Empanaderil, y a continuación les dejamos la imagen de uno de sus protagonistas: el Inquisidor Roberino Da Pepa Méndez.


jueves, 20 de mayo de 2010

El futuro de la empanada

He aquí el futuro. Sin rayos. Sin teletransportación. Sin ciudades inteligentes. Sin ciudadanos ilustrados o bañados en sangre. Sin robots o tecnología holográfica.

He aquí el futuro de la empanada. La evolución de su morfología.

jueves, 29 de abril de 2010

Mentiras

Graciel poseía un don innato: convertir cualquier mentira en una verdad casi irrefutable.

Esta ventaja la convirtió en una gran empresaria. Su compañía ganó millones y millones exportando mentiras envasadas para diversos usos.

Había mentiras laborales, familiares y hasta románticas. Todas llegaban en perfectas condiciones a manos de los clientes que las compraban.

Sin embargo, la fortuna capitalista de Graciel la llevó a ser acribillada a tiros por un grupo de filósofos peruanos.

La muerte era una verdad demasiado obvia.


martes, 30 de marzo de 2010

Un crimen para tres

Anita, Birgiña y Ródica eran amigas de la vida. Vivían en la costa, en casitas rústicas pero llenas de ese amor con gusto a agua salada.

Don Antonio Segundo Xombra les llevaba (todos los martes, sin excepción) la carne a domicilio: bistec y papa horneada. Era un señor bondadoso. De barba y pantalones blancos.

Pero Anita, Birgiña y Ródica ocultaban algo. Ellas tenían comercio carnal con Don Antonio.

La relación podía explotar en cualquier momento. Los temperamentos de las amigas eran volátiles. Pero el carnicero sabía saciar el apetito de cada una de ellas, manteniéndolas a raya.

Sin embargo, cuando se celebraron las Pascuas, Don Antonio llegó tarde al almuerzo. Las amigas supusieron lo peor: una cuarta amante.

A pesar de que el carnicero se defendió gritando su verdad, Anita, Birgiña y Ródica se arrojaron sobre él con cuchillos en mano. Lo destriparon. Se bañaron con su sangre, chillando palabras incomprensibles.

No había cuarta amante. Don Antonio se había demorado a causa de una entrega dilatada del matadero, el cual le enviaba la materia prima para vender en la tienda.

Las amigas huyeron al extranjero. Y la justicia internacional (cuyo repulgue es largo y contundente) las atrapó en Suiza.























martes, 9 de marzo de 2010

Llóber

Llobér Díaz pertenecía a la aristocracia.

Residía en una gran casona de Buenos Aires, donde disfrutaba de los placeres culinarios más exquisitos del planeta. Cuatro empleadas domésticas se encargaban de satisfacer los requerimientos del Caballero Llobér (como se hacía llamar por su séquito) comprando toneladas de comida, y realizando transacciones con chefs internacionales.

Sin embargo, en una habitación secreta de la casona, Llóber Díaz poseía un horno pequeño, en donde cocinaba sus empanadas. Las amaba. Las adoraba. Las fotografiaba en distintas poses. En cierta manera se sentía carnalmente atraído por ellas.

Luego de la sesión fotográfica, el millonario colocaba dos docenas de sus Empanadas en la cama formando un círculo. A continuación se recostaba dentro de esta figura geométrica, en posición fetal. Permanecía así dos días seguidos.

“Esto me permite viajar a Empanada-Landia, la tierra de las empanadas” expresaba Llóber.

Locura y fogón. Alimentos diarreicos. Proteínas perdidas que buscan a un padre redentor. Era de esperar que el millonario ambicionara convertirse él mismo en empanada.

Esta idea creció. Cobró forma una mañana cuando les pidió a sus cuatro domésticas que preparasen una masa gigante. Finiquitada esta orden, el millonario se introdujo en la masa y dijo: “Hagan un repulgue, quiero pernoctar dentro de esta gran empanada”.

Las hábiles manos de las doncellas cumplieron con la orden. La gigantesca empanada fue colocada en el horno principal, y allí se cocinó durante media hora.

Llóber Díaz no gritó en ningún momento, pese a que las llamas del fuego trituraban su cuerpo. Era la alquimia más sagrada: la unión del hombre con la comida.

Cuando abrieron el horno la obra estaba completa. Una empanada negra yacía sobre la bandeja.

Entre los últimos latidos de aquella aberración se escucharon estas palabras: “Soy… feliz…”

Luego llegó la muerte. Y la mesa fue servida.







lunes, 15 de febrero de 2010

Una digestión demasiado dulce

Recién llegado desde el ducado de Barcelona, la morcilla disfruta de la compilación de cómics gastronómicos DIGESTIÓN FIGURADA, editada e ideada por el genial Elenio Pico.

Dentro de esta revista-libro, se encuentra un cómic del no tan célebre autor esoterista Diego Arandojo; titulado Demasiado Dulce.

Una historia extraterrena, pero a su vez totalmente humana. Hambre. Desesperación. Golosina para espíritus aberrantes.



















sábado, 30 de enero de 2010

El nacimiento

Carina quería ser madre.

“Tendré una bella empanada de atún y juntas seremos una familia”

La fantasía se vio interrumpida por una carta de la Junta Médica.

“Estimada Señora Carina: lamentamos informarle que su cuerpo no puede albergar vida. Usted es lo que clínicamente denominamos CASO CERO; que en lengua vulgar significa NULIDAD NATAL”

Aquellas palabras construyeron el ataúd en el cual Carina depositó su maternidad.

Deprimida y tendida frente al televisor, la mujer lloró largamente. La amargura envejeció su cuerpo, apagó la luz de sus ojos.

Pero en su último estertor, Carina recibió la visita del Hada Mariposa.

“¿Qué darías por tener una empanada?” inquirió el insecto mágico.

“Todo, absolutamente todo” respondió, con labios morados, Carina.

Y la magia se hizo. La mujer quedó preñada en menos de dos semanas.

La tristeza se fue. Ahora la alegría viajaba en las venas de Carina, enalteciendo su vientre, en donde se gestaba vida.

Cuando llegó el día del alumbramiento la partera se dispuso a recibir a la criatura.

Un grito descolocó a Carina. Era un grito de pavor.

“Señora… señora” musitó una enfermera con rostro pálido.

“¿Qué sucede?” preguntó Carina.

Sobre una bandeja metálica había una empanada cortada en varios fragmentos. Un hilo de queso derretido, la sangre de la criatura, se expandía rápidamente.

“¡No, mi niña! ¡No mueras!” se lamentó Carina, desgarrada por un dolor descomunal.

Seguidamente la mujer comenzó a soltar por su vientre una docena de empanadas de jamón y queso. El alumbramiento fue demasiado frenético pero la partera se las arregló para salvar la vida de las criaturas eyectadas.

“¡Te maldigo, Hada Mariposa! ¡Has matado a mi hija de atún para traer al mundo a tus niñas de jamón y queso!”

Una risa se escuchó desde afuera. Y a continuación Carina cerró los ojos para siempre.

Pasaría la eternidad jugando en una playa junto a su pequeña empanada de atún.

























jueves, 21 de enero de 2010

La meta-empanada

Carlos Alberto era una empanada de carne picante.

Una mañana despertó con algo extraño en la cabeza. Se miró en el espejo y descubrió que una diminuta empanada se encontraba alojada en medio de su cuero cabelludo.

Muy inquieto, Carlos Alberto consultó a su médico. Después de una minuciosa inspección, el especialista dijo: “Usted tiene síndrome de meta-empanada; o sea, una empanada dentro de otra” Carlos Alberto preguntó si existía medicación para su problema.

“La única manera de extirpar ese tumor lingüístico es llamar a un especialista en el tema: Ferdinand de Saussure” Seguidamente le anotó el teléfono en un papelito y se lo entregó.

Esa misma noche, Carlos Alberto llamó a Saussure, pero nadie atendió.

Cuando se dispuso a dormir ocurrió algo horrendo. La empanada en su cabeza se abrió como si tuviera una boca.

“Soy la empanada de tu mente. No intentes extirparme. Somos uno” indicó la meta-empanada.

Desde aquel triste incidente, Carlos Alberto vivió sometido.

Realizó actos aberrantes.

Actos oscurísimos.
















































































sábado, 16 de enero de 2010

Dura membresía

La morcilla ha recibido una sorpresa. En el buzón de su ático encontró un sobre rojo, conteniendo la imagen que pueden apreciar bajo estas líneas.

Al parecer, Las Empanadas Templadas (sociedad secreta radicada en la provincia argentina de Tucumán) está enviando esta fotografía a distintos miembros de las fuerzas del orden y bloggers latinoamericanos.

Orgía de carne, pollo, jamón y queso, humita y choclo. Orgía de palabras y gritos; de gemidos y fuego.


domingo, 10 de enero de 2010

Las Vírgenes Crudas

En un pueblito suizo, distanciado de los grandes conglomerados urbanos, se encuentran las Vírgenes Crudas.

Son tres empanadas de 15 años que permanecen sin hornear, fieles al dogma del Dios-Del-Fuego, deidad empanadística por excelencia.

Aquí algunas imágenes que retratan la devoción de estas adolescentes.


sábado, 2 de enero de 2010

Cada horno es un templo

El proceso de cocción de una empanada encierra un rito secreto, sagrado y sincrético.

Desde los tiempos de Ricardo III, hasta la presente época, los cocineros han protegido meticulosamente los arcanos empanadísticos. Los que intentaron difundirlo... han fenecido.

La morcilla comprende que cocinar es un acto alquímico: partir de la impureza de los materiales hasta obtener la Piedra Filosofal.

En su viaje a Chile, sacó estas intrigantes fotografías, de miembros del culto.