martes, 4 de diciembre de 2007

La novia de Oldbrain


La morcilla, gracias a un importantísimo dato proporcionado por Diego Arandojo, se ha enterado que Oldbrain, otro de los alias del genial compositor electrónico BTB, tiene novia.
La afortunada se llama Rosalía de las Raves, y es la señora de la noche electrónica porteña desde el año 1992.
Hay muchas leyendas sobre sus noches alocadas, inclusive que por su vientre han pasado todas las sustancias psicotrópicas que el hombre ha generado en los últimos 60 años.
Aquí le dejamos una de las más recientes fotografías.

sábado, 10 de noviembre de 2007

Más amigos para Oldbrain

La morcilla ha telefoneado recientemente a Diego Arandojo, ignoto escritor e ilustrador, quien le comentó que está trabajando en más amigos para el personaje Oldbrain, alegoría del músico BTB, quien actualmente desarrolla este más que interesante proyecto: http://www.myspace.com/oldbrain.

Bueno, aquí les dejo las imágenes que nos facilitó la morcilla. A disfrutar entre amigos, familia o mascotas.


domingo, 4 de noviembre de 2007

La Ruda del Tiempo

La morcilla -después de un extraño silencio de meses- está terminando su novela para niños "La ruda del tiempo", la cual narra las aventuras de una ruda que, al recibir los rayos de la luna, cobra inteligencia, desarrolla una gran capacidad para la física quántica, construye una maceta-del-tiempo y viaja al pasado con intención de cambiar la historia.
Es una obra para niños, en donde los valores judeocristianos están a flor de piel, o mejor dicho, a flor de vegetal. La ruda protagonista fue bautizada Jacinta André, en honor al actor Arnaldo André. También hay una aparición especial de Silvester Stallone como la Ruda Primitiva, el antagonista de André.
Por tanto les recomendamos "La ruda del tiempo", no solo por la calidad del texto, sino por su calidad y valores. Hoy en día los niños y niñas se queman la cabeza leyendo obras dispares como Harra el Pote, o la saga infame de La Señora de las Argollas, obras repletas de violencia, magia negra y erotismo solapado. Por eso mismo la morcilla sintió la necesidad de escribir una novela que les devuelva la inocencia, la buena magia, a los pequeños.

domingo, 30 de septiembre de 2007

Arh-Arh y su lengua de azafrán


La morcilla ha recibido la visita de un personaje inquietante. Se llama Arh-Arh, y trabaja como filósofo de garrapatas en una distante constelación. Para trasladarse por el espacio utiliza una extraña y jugosa lengua de azafrán, que le permite viajar a grandes velocidades. Aquí les dejamos una fotografía que la morcilla le sacó antes de regresar a sus pagos, allá en la demencia constante del universo.

sábado, 1 de septiembre de 2007

La habitación Blanca

La morcilla se ha enterado que el dibujante Diego Arandojo ha producido recientemente un cómic titulado "La habitación blanca", en cual narra las desventuras de un oficinista raptado de su vivienda y transportado a un curioso espacio vacío. Aquí les dejamos las cuatro páginas, para que puedan disfrutar.





















































viernes, 31 de agosto de 2007

Old Brain

La morcilla disfruta muchísimo de la música electrónica, en especial de aquella que ahonda en otras temáticas a las ya establecidas. En una de estas vertientes inagotables se cuentra el artista BTB (Franco Colombo) cuyo talento transgrede todas las normas impuestas dentro de los límites audibles. BTB, padre del sello electrónico (ó Net Label) WARMY MUSIC le requirió al artista Diego Arandojo la confección de un personaje para el nuevo emprendimiento de BTB, llamado "OLD BRAIN".
En este caso, se trata de un anciano malvado, cuya vida atestada de pecados le han provocado una enfermedad que degenera rápidamente su organismo. La única cura: reparar el pasado y hacer acciones positivas. Como verán, y según nos comenta la morcilla, tiene cierta bajada de línea católica, bastante edulcorada e infame, típico de la demencia senil que produce Arandojo en todas sus composiciones.

viernes, 22 de junio de 2007

Opus 23


La morcilla se ha conmovido profundamente con la presentación del mediometraje incubista "Opus 23", cuya musicalización -a cargo del recordado Fluor (Sebastián Zurutuza)- ha sido complementada con el arte visual de Diego Arandojo, y con la participación en pantalla de la fotógrafa Julieta Porto, quien representó al personaje de la cartera gótica que entrega misteriosos sobres con el número 23, en cinco distintas casas.

Asimismo, este mediometraje es el primero concebido estrictamente bajo la doctrina incubica, y durante sus 23:32 minutos de duración transporta al espectador hacia una distante región de la mente, de los números, de los pasos suspirados antaño.

domingo, 3 de junio de 2007

Un mayo de presentaciones

La morcilla está muy contenta, porque finalmente dos de los productos generados por Lafarium Producciones han visto la luz pública en el mes de mayo, en Buenos Aires.

Se trata -en primer lugar- del documental "Bajarlía", guionado y montado por Diego Arandojo, el cual ahonda en la vida del escritor vanguardista Juan-Jacobo Bajarlía. El mismo fue exhibido en la Biblioteca del Congreso de la nación los días 17 y 24 de mayo.


Bajarlía fue el símbolo de una época. Autor de más de 30 libros, premiado internaciolmente, siempre defendió la vanguardia poética y literaria, además de apoyar a las nuevas generaciones de escritores hasta su último día, sin detenerse, y diciendo lo que pensaba, sin medir las consecuencias sobre el ego de aquellos que detentan el poder de publicar o no a los escritores.

Era un ejemplo de vida y de dignidad. Para más datos, les recomiendo visitar la web http://www.juanjacobobajarlia.4t.com

Y en segundo lugar, y después de casi 3 años de producción y postproducción, Mauro Savarino y Diego Arandojo han terminado y exhibido "Las 77 páginas", apasionante mediometraje el cual narra las peripecias de Mem, un lingüista perteneciente a un grupo llamado El Consejo Necesario, que vela por la seguridad de la raza humana.
Asimismo, "Las 77 páginas" contiene 6 lenguajes, entrelazados a lo largo de sus 34 minutos de duración: hebreo, árabe, francés, polaco, chino mandarín y castellano.

Pueden visitar la página http://www.las77paginas.com.ar para más información.










domingo, 6 de mayo de 2007

Filosofía de vida

TODO LO QUE SABE EL SEÑOR T


De entre todas las letras del alfabeto eligió la T.

La consecuencia de esto en la oficina era la burla constante. Un mar de risas a las nueve de la mañana, y otro tanto a las seis de la tarde.

Sin embargo, el señor T no era tan moreno y musculoso como el personaje de la serie televisiva de los ’80 The A-Team (con sus respectivas traducciones a los demás países iberoamericanos).
No. Este señor T era flaco, calvo, sin ningún tipo de músculo sobresaliente. Lo único que era destacable era su nariz. Gruesa, alargada, llena de granos.

Pero toda esta idiotez de colocar seudónimos y asociarlos con seriales televisivos tuvo un final abrupto. Esto sucedió justamente cuando nos enteramos que el señor T era el director general de la CIA.

De hecho cometí un error semántico. No nos enteramos. Me enteré.

Y esto aconteció en el cuarto de baños del tercer piso de la empresa en donde trabajaba. En aquel lugar, donde siempre acudía el señor T, una tarde de Abril, se me aproximó con mohín de agotamiento.
–Tengo que decírselo a alguien –espetó, casi exhalando fuego por su boca.
– ¿Qué cosa? –pregunté, cerrando mi bragueta.
–A partir de que te cuente una sola línea de mi historia, tu vida cambiará para siempre… ¿aceptas? –interrogó.
Creyendo que se trataba de alguna tontería le dije que sí.
–Muy bien. Eres valiente –agregó.
Acto seguido me contó sobre su actual cargo en la CIA, y toda la responsabilidad que tenía sobre sus hombros.
Obviamente me lo tomé como una broma. El señor T debía estar enojadísimo con nosotros y buscaba crear cierta historia mitológica para levantar su mala reputación.

Estaba equivocado. Apenas salí del trabajo y subí al ómnibus que me conduciría a casa, dos robustos hombres de traje gris se me abalanzaron. Aplicaron unas jeringas pequeñas en mi cuello y perdí el conocimiento.

Desperté en la bodega de un barco. O al menos parecía eso. Esperé varias horas. El hedor a pescado era horripilante. Vomitivo. Sí. Vomité dos o tres veces.

Perdí la noción del tiempo. Las luces instaladas sobre los muros iban y venían. La marea hacía sentir su barriga inflada.

Finalmente la única puerta presente allí se abrió. Apareció el señor T, trayendo una silla. La colocó delante de mí. Luego tomó asiento. Estaba serio, pero dibujó una sonrisa en su rostro.
–Disculpe que lo trajeran así, pero era necesario –dijo, con tono de excusa.
– ¡Quiero salir de aquí ya mismo! –exigí.
–Me temo que todavía no será posible –agregó.
– ¡¿Qué?!
Antes de que dijera algo metió la mano en el bolsillo derecho de su pantalón, buscó unos segundos y luego sacó lo que parecía ser un diamante.
– ¿Sabe lo que es esto? –preguntó.
–No me interesa. Déjeme ir –insistí.
–Usted se lo pierde –comentó y volvió a guardarlo.

Todo se estaba tornado altamente bizarro y, sobretodo, tenso. El señor T se quedó callado un cuarto de hora.

–Bien. Ya que usted se ha vuelto monotemático, haremos un poco de racconto. ¿Le parece? –preguntó.
–Sí. Muchas posibilidades de responder otra cosa no tengo –dije, con ese sarcasmo angustiante que afloraba por mis dientes.
–Tiene razón. En fin. Usted está aquí porque aceptó escuchar mi historia. ¿Recuerda nuestro encuentro en el baño del tercer piso de la empresa?
Claro que lo recordaba. Ahora la angustia en mis dientes bajó velozmente a mi garganta, apretándola con rigidez.
–Sí. La recuerdo –respondí.
–Le dije que dirijo la CIA. La agencia de inteligencia más poderosa sobre la Tierra. Y que he viajado por todo el globo, realizando toda clase de misiones, que por mis manos pasaron litros de sangre de todas las nacionalidades conocidas… y por conocer –comentó.
–Sí –dije, optando luego por el silencio.
–Muy bien. Ahora viene el plato fuerte de todo esto –expresó con cierto suspiro trágico.
Se levantó con intención de decir algo extraordinario, o temiblemente oscuro. Las luces de la bodega lo transformaron en un personaje del cine expresionista.
–Sé la fecha exacta en que dejará de existir la raza humana –manifestó.

La primera reacción que tuve fue de reírme. Lo más fuerte que pudiera. No quería hacerlo, quería obligar a mis pulmones, forzar mis labios, pero reí.

El señor T mantuvo su pose de honda seriedad.
–Usted no entiende nada –me dijo–. Sé el día, la hora, el minuto, el segundo en que no habrá más humanidad.
–Supongamos que le creo… ¿de qué me va a servir saberlo? Seguramente suceda en 500… 1000… 2000 años… –le comenté, casi escupiéndole la cara, con todo el resentimiento acopiado.
Se me aproximó. Siempre con el mismo gesto serio, de gato silente.
–Creí que usted iba a tener algo más de inteligencia. Pero no es más que otro primate en un mundo de primates –comentó con repugnancia.
Volvió a sentarse.
–Pero bueno… tal vez fui un poco duro. Voy a darle una pista que lo ayudará a medir la magnitud de la noticia que le comenté –indicó, gesticulando con las manos.
–Hágalo rápido. Quiero irme –manifesté con enojo.
–A pesar de que las teorías científicas han transformado a la humanidad en otro animal más del planeta… el hombre sigue siendo el eje del universo.

En ese instante el señor T dejó de hablar. Noté cierta tensión en sus ojos, en su barbilla.
–Sin raza humana, no hay existencia. Las galaxias, el espacio en su totalidad se va por la alcantarilla filosófica, para ponerlo en palabras comprensibles –detalló con languidez–. ¿Por qué soñamos cada noche? Porque construimos con nuestras mentes, tejemos, damos vida y muerte a estrellas, a mundos, a constelaciones… la Tierra desparrama billones de órdenes alrededor de todo el universo.

Todo se estaba volviendo cada vez más confuso y, para peor, tenía jaqueca. El señor T se dio cuenta de esto por mis gestos de reprobación.
–Yo sé, y ahora usted sabe también –dijo y se levantó con determinación.
Metió la mano en el otro bolsillo de su pantalón. Sacó un revólver. Me apuntó y disparó.
La bala me mató en el acto.

Al cabo de unos segundos se abrió la puerta. Apareció un viejito enjuto, de traje negro. Este caminó lentamente hacia el señor T, que miraba mi cuerpo tendido sobre un charco de sangre.
– ¿Te sientes mejor ahora? –le preguntó.
–Sí. Tenía razón, doctor. Necesitaba desahogarme con alguien –finiquitó el señor T, dejando la habitación.

El psicólogo sonrió plácidamente y verificó por teléfono el saldo de su cuenta bancaria. Ya le habían acreditado los dos millones de dólares, el precio de su extraña pero efectiva terapia.

miércoles, 2 de mayo de 2007

Antes y después

La morcilla ha generado la siguiente situación, por demás interesante. Primeramente le encargó a Arandojo la confección de dos ilustraciones a tinta. Luego, entregó estas piezas a Erik Bassi y Azul Bassi, hermanos en desventuras y ademanes artísticos.

El resultado de esta transacción adulto-niño es la siguiente:




martes, 1 de mayo de 2007

Sobre la justicia

SI NO HAY JUSTICIA, HAZLA
Por Diego Arandojo


Henrika, como toda profesora de matemáticas, tenía un gato siamés. Le había apodado Pascal, en honor al célebre matemático francés.
Hasta aquí todo suena medio obvio. Salvo por el minúsculo detalle de que Henrika y Pascal se vestían como samuráis cada noche, y salían a velar por la justicia y la seguridad del barrio.
La profesora tenía 67 años, y su mascota unos 10 años aproximadamente. Se habían vuelto justicieros después de un robo en donde asesinaron al esposo de Hernika, el señor Hugo.
Los vestidos de samurai los confeccionó Eli Jako, una amiga japonesa, la única que conocía el secreto.
Por más demente que suene esta historia, es completamente real. La policía no podía explicarse la gran cantidad de criminales descuartizados que se encontraban en la entrada de la comisaría cada mañana. Los periódicos hablaban del Red Dawn, o alba roja.
En una de las tantas misiones nocturnas, Hernika salvó la vida de Horacio Pietrovallo, un dentista afamado.
–Muchísimas gracias, samurai que rindes tributo al honor con cada estocada –expresó el viejo, que ciertamente estaba delirando a causa del shock producido por el atraco.
–De nada, señor. Es nuestro trabajo. Si no hay justicia, hazla –dijo la mujer, llena de placer.
–Miau, miau –agregó Pascal, dándose cuenta que su dueña se estaba enamorando del dentista.
Antes de irse, Henrika le lanzó una sonrisa pícara a Horacio. Este, de inmediato, descubrió la verdadera identidad de la justiciera anónima.
– ¡Yo sé quién eres! –gritó, alarmando a los samuráis.
–Conozco todas las bocas de esta ciudad –agregó, generando más temor en Henrika y su fiel mascota.
Se quedaron en silencio durante unos largos segundos. Finalmente, el gato miró a su ama. Profirió un maullido raro.
– ¡Jamás me hubiera imaginado que tú, justamente tú Hen--- –su voz se ahogó.
Henrika cortó a la mitad el torso del dentista. Las dos partes de su cuerpo cayeron pausadamente. Los justicieros desaparecieron en las sombras de los edificios.

Al día siguiente, la profesora despertó con la almohada y sábanas repletas de lágrimas. No había podido conciliar el sueño. Una víctima inocente había muerto.

Fue así como jamás se volvió a escuchar sobre los misteriosos samuráis que tanto bien habían traído al barrio. No hubo Red Dawn, ni aplausos, ni nada. Los periódicos hablaron en sus titulares de Justicia decadente.

El crimen creció y muy pronto reinó el estado de sitio.

sábado, 7 de abril de 2007

La pascua según el Conejo Indiferente



La morcilla ha recibido esta tarjeta, de parte de su entrañable no-amigo, hablo del Conejo Indiferente.
Espero que la puedan disfrutar tanto como yo.

martes, 3 de abril de 2007

Azul, princesa de oro, guardiana de los abedules de oro



Nuevamente, la morcilla ha detectado un caso de plagio.

La siguiente imagen, que representa a Azul, princesa de oro, guardiana de los abedules de oro, habría sido plagiada de la fotografía de una niña argentina, residente en el impenetrable barrio porteño de Villa Devoto.
Los abogados ya se encuentran trabajando en el caso, y muy pronto habrá una resolución al respecto.

jueves, 29 de marzo de 2007

El montacargas púrpura



Aquí una ilustración realizada para "El Montacargas Púrpura", estudio de grabación recientemente inaugurado en el barrio porteño del Abasto. Para todos aquellos interesados, les dejo el teléfono 4867-4367, pueden preguntar por Darío o Gabriel.
¡La morcilla lo recomienda! Hasta, tal vez, vuelva a reagrupar a su antigua banda de los '60, "Los Faso Muttis", con los cuales jamás triunfó y nunca sacó un solo disco, ni siquiera un solo tema. La morcilla pensó, en aquellos tiempos de tierna y estúpida juventud, que lo más "vangard" sería hacer una banda exclusivamente de demos, sin versiones finales de ningún tema.
La experimentación, el ácido y la Biblia, para no olvidar los orígenes de la yerba que entregó Gilgamesh a Adán, novios y pareja ejemplar en el Edén.

viernes, 16 de marzo de 2007

¡Cazador de pulgas de dragón!



Aquí la primera imagen de "Erik, cazador de pulgas de dragón". Un serial de aventuras para niños amantes de las épicas draconianas.
La morcilla ha descubierto que el semblante del niño dibujado y el de Erik Bassi, niño argentino residente en Buenos Aires, son ¡idénticos!
La policía ha sido debidamente informada de este hecho y se enviará a un perito en derecho de autor para confirmar si hay caso de plagio, o simplemente "Omilía artística".
Entretanto, la morcilla ha firmado contrato con la Warner Brothers para la adaptación cinematográfica.

miércoles, 14 de marzo de 2007

Dr. Os Macabros!

Conozcan al Dr. Os Macabro!
A pesar de su semblante peligroso y esos ojos de "voy a devorar la humanidad", es una persona sensible y de buen corazón.
Fue concebido como personaje para la banda argentina Os Macabros, liderada por él excelente músico Fernando Cenzabella.
La morcilla los invita a visitar el fotolog de Os Macabros en http://www.fotolog.com/os_macabros


lunes, 12 de marzo de 2007

El Conejo Indiferente según ED



La morcilla ha recibido vía correo electrónico esta versión increíble y deliciosamente paradigmática del "Conejo Indiferente", producida por el ilustrador argentino residente en Barcelona, Ed Carosia.

¿Qué más agregar a esta imagen maravillosa? Creo que la morcilla la tatuará en su cuerpo, a fin de no olvidarla por un largo tiempo.

¡Gracias, Mr Ed por colaborar con la causa indiferente!

miércoles, 7 de marzo de 2007

La última caricia de Mari




Después de un año de investigación, he terminado el poemario dedicado a la mitología vasca, titulado "La última caricia de Mari".



Aquí les dejo algunas ilustraciones que se cruzan con los poemas experimentales.









Las aventuras paganas del joven Aleister Crowley

Próximamente...
Las aventuras paganas del joven Aleister Crowley

¡Van a conocer la niñez del mago más importante del siglo XX en 3 espectaculares volúmenes que dejarán a Harry Potter sentado de culo!

¡Aquí les dejo pequeño adelanto de este mundo transmágico que está por llegar hasta ustedes!

De más está decir que la morcilla ya encargó los 3 libros, aunque el autor todavía no haya dibujado o escrito una sola viñeta.

¡El amor es la ley!

martes, 30 de enero de 2007

El camino del bidón de vino

La morcilla ha terminado su poemario de verano, intitulado "El camino del bidón de vino".

Se trata de una compilación de exclusivos poemas redactados durante un feróz estado de ebriedad, en el cual su autor se habría puesto en comunicación con el dios Baco, amo y señor de los licores.

Sin embargo, fuentes extraoficiales (o sea, Doriquita, la vecinita hot que vive en el otro ático, en el edificio de enfrente) indican que la morcilla habría estado estudiando el Ciclo Báquico, plagiando varios poemas de allí -o influyéndose- del cantautor Miguelete de Provenzal, famoso bardo ibérico, investigador supremo de cuestiones báquicas.

Seguramente la verdad del asunto sea esclacerida por completo en el tribunal de faltas anales, del Ministerio de la Inseguridad Nacional.

La grasa excedente de la morcilla

En los meses comprendidos por el ciclo de verano, la morcilla suda tanto que se forma en el piso del ático una gruesa capa de grasa.

Los niños del barrio (que cuentan con muchísimo tiempo libre) se aglutinan afuera, conociendo la naturaleza de este ciclo, para exigirle a la morcilla la entrega de esta asquerosa grasa, la cual utilizarán para construir skates y otras herramientas lúdicas.

Sin embargo, este año ha sucedido una pequeña modificación al ritual. A causa de la inestabilidad económica y de la creciente inflación, la morcilla ha decidido cobrar el kilo de grasa. Los pequeños, al recibir esta noticia, se han traumatizado y han organizado un piquete.

La morcilla se ha negado rotundamente a hablar con cualquier medio periodístico.

sábado, 13 de enero de 2007

¡El Conejo Indiferente contraataca!



La morcilla se pone muy feliz cada ve que entra en la web del conejo indiferente, a fin de conocer las nuevas desventuras que sufre este pequeño personaje.
Muy pronto, el conejo también será publicado en la web de la revista de crítica de cómics, "Comiqueando", gracias a su director, el Sr. Andrés Accorsi.
Espero muchas nuevas indiferencias para este 2007.

sábado, 6 de enero de 2007

Venta indiscriminada de sarampión

Como todos saben, el sarampión está siendo empaquetado por una empresa francesa, y vendido a países sudamericanos. La morcilla ha probado una dosis. Los efectos principales son los siguientes:

1. Aceleración del ritmo cardíaco.
2. Desaceleración del 50% del cerebro.
3. Visiones extraordinarias relacionadas con artistas del barroco y el gótico.
4. Vómitos y diarreas metafísicas.
5. Crecimiento anormal del ombligo.
6. Falta de aire en las venas de la mano.
7. Sensación de estár "flotando" en un globo aeroestático.
8. Estado de paragnosia.
9. Sentimiento de ser acariciado.
10. Destrucción completa del dolor.
11. Fiebre "mágica", o feérica.
12. Impulso a romper vidrios.
13. Sobreexcitación del nervio ocular derecho.

Como podrán apreciar, los efectos secundarios ponen en peligro la salud no solo de los seres humanos, sino de los animales y la naturaleza.

La enfermedad de la morcilla

Como cada fin de año, la morcilla cae misteriosamente enferma. Su cuerpo se llena de llagas y se pasa las noches desvariando. Los médicos que lo han examinado no han logrado indentificar la bacteria, pero la morcilla, en uno de sus tantos extravíos dijo: "... es Santa Claus el culpable... de todo... de la fiebre del oro, del mundo, del moro atómico... Santa Claus desde... el polo norte, no, el polo sur... Santa Claus tiene un gemelo que vive en el polo sur, y es malvado y ha soltado... una bacteria para que los niños y niñas que han renegado de él vuelvan a creer... quiere ser Inmortal... quiere cabalgar al lado de Jesús, en el lomo eterno del rocín Todopoderoso... "