jueves, 28 de septiembre de 2006

Catástrofe en el cuarto de baño

Al parecer el cuarto de baño del ático fue tomado por entidades gástricas llamadas Gastrulers, devotas del caos y el desorden.

La morcilla ya se ha comunicado mágicamente con las entidades rivales, los On-In-odoris, que tomarán indefectiblemente cartas en el asunto con el correr de la semana.

Asimismo la morcilla está escribiendo una plegaria a San Choripán, el santo de la carne mal asada, para que protega a los otros cuartos de baño de las fechorías de estas macabras entidades.

martes, 26 de septiembre de 2006

Comando anti-morcilla

Noticias desagradables llegan al ático. Al parecer, un grupo de monaguillos borrachos autoconvocados han formado el Comando Anti-Morcilla. Esta asociación completamente ilícita está destinada a la destrucción consecutiva de morcillas alrededor del mundo. Este oscuro objetivo está disimulado bajo la premisa: aplasta una morcilla=alimenta un niño pobre.

¡No confundan la filantropía con el fascismo anti-morcilleano!

La morcilla ya está preparando una demanda legal contra este grupo, por lo cual invitamos a todos a sumarse a la moción.

lunes, 25 de septiembre de 2006

Summa Morcillvs

La morcilla comenzó a escribir lo que será el primer manual para morcillear entre amigos o familiares.

Se trata de un compendio que repasa la historia general de las grandes morcillas que han dejado su marca a través de los siglos. Desde la morcilla con la que casi se atraganta Jesucristo, pasando por las morcillas que encendieron el ánimo de los franceses conduciéndolos a la revolución, o la morcilla que comió Napoleón y que lo hizo perder en Waterloo.

Al parecer ya habría varias casas editoriales interesadas en publicar este manual, pero la Morcilla mantiene el privilegio del silencio, y no ha dado mayores comentarios.

viernes, 22 de septiembre de 2006

La fábrica de tirabuzones

La morcilla recibió un correo electrónico, sin tener computadora en el ático. Simplemente se escuchó el clásico silbido electrónico, y allí estaba el e-mail sobre la mesa.

Como era de esperar se trataba de un SPAM. La morcilla, con la sopa atragantada en la barriga de la malasangre, leyó la publicidad:

Buza-Buza, la primera fábrica de tirabuzones
(Precios accesibles, garantía de calidad, atendido por sus dueños)

Amargado, la morcilla aplastó el e-mail contra su pecho y luego lo tiro en el cesto de basura.

El mundo estaba loco, y ella no participaría de la enajenación colectiva. Además odiaba el agua y las piscinas.

jueves, 21 de septiembre de 2006

Cuidado con los vendedores de sonrisas

Un sábado por la noche, la morcilla recibió la visita
de una joven vendedora, ataviada de negro y con el
cabello pintarrajeado de blanco, seguramente de
tempera.

La muchacha en cuestión sacó de sus ropas un maletín
blanco. La morcilla, intrigada, preguntó que había en su
interior. La joven lo abrió y le mostró toda clase de sonrisas.

"Elija una" le indicó ella. Pero como todos sabemos, la morcilla
ha aprendido a no tocar las alegrías ajenas, así que expulsó a
patadas a la vendedora.

No siempre una sonrisa es sinónimo de buen ánimo.

miércoles, 20 de septiembre de 2006

Una colmena de desodorantes

La morcilla, después de estudiar el Libro del Desodorante Caldeo, descubrió cosas muy interesantes.

Por ejemplo, Adán y Heva (en el lengua desodorantil los nombres propios que comienzan con la letra "e" van con "h") fueron tentados por la víbora, la sierpe de la que tanto hablaron los gnósticos, para tapar sus hedores axilares y poder acceder al Reino del Desodorante, donde no existe fetidez alguna.

Dios, cuya sangre está conformada por el sudor de la humanidad, (Con el sudor de tu frente te ganarás el pan) se sintió tan ofendido con esta creación satánica del desodorante, que envió a sus seis comisionados (los Sudorosos Primeros) a expulsar a Adán y Heva del Paraíso.

domingo, 17 de septiembre de 2006

Ensamble Circunstancial

Como les comenté anteriormente, el domingo 10 de septiembre, en el marco del festival "Fuga Jurásica 8", se realizó otro "Ensamble Circunstancial". Un grupo de artistas sonoros como Luis Marte, Owain, Maxi Demo, Panda Paranoico, Gabriel Cicuttin, Fluor, entre otros, llevaron a la audiencia a los límites de la experimentación sonora, a la par que yo, junto con Romina Pow, ataviados de monjes, danzábamos y de a ratos me detenía para recitar los siguientes textos. Imagínense la cara de la gente.


ENSAMBLE CIRCUNSTANCIAL

1. Ensamble 1


El rugido del sillón
La noche se quita la fístula, y los leones escriben libros con sus ojos
El rugido, las fístulas que hablan
Miedo
Estufas engullidas por un pentagrama
Jarabe para asfixiar el alma
Miedo, pupitre, hexágono de piedad
Miedo
El rugido del sillón que se viste con sábanas de mentiras
Una tumba que se lame como a un caramelo
Circunstancia
Locura fotocopiada
Flautas de ADN
Una circunstancia poco agradable
El sol de cabellos ausentes, la calvicie de lo perenne, las migajas de un pan de rayones
ADN fotocopiado, misa de ciclistas, salchichas resucitadas
Un crayón volátil
Explosión de mudez
Jolgorio hipo acústico
Abrimos la única puerta que nos dejará purgar el dolor
Jolgorio, juguetes y rubíes de ébano

2. Ensamble 2

Serpientes. Búhos descamisados. Electricidad.
Las serpientes son muy simpáticas y besan los números que los búhos tienen pintados en las garras.
El acto matemático se consuma en el lecho eléctrico.
Roedores. Gaviotas ciegas. Humo.
Los roedores protegen los secretos de la Tierra Hueca en un papiro que las gaviotas tejen con su ceguera. El humo los mantiene lejos de las miradas de los curiosos.
Langostas. Mosquitos arquitectos. Devastación.
Las langostas se encargan de proteger el castillo construido por los mosquitos arquitectos. La devastación se vaticina y llegará desde el este.

3. Ensamble 3

Mi ático está repleto de tiburones. Todos muy serios fuman mientras hablan del fin del mundo. Uno de ellos no tiene dientes. Dice que los cambió por la inmortalidad.
La mortalidad de los inmortales. Aquel ático fue destruido por el gobierno de insectos altruistas.
La mortalidad de los inmortales. Gusanos de hierro gubernamentales. El firmamento repleto de sombras.
La mortalidad de los inmortales. Los tiburones que fallecen uno tras otro, día tras día.
La mortalidad de los inmortales. Río de agua salada que frota la guerra. La muerte escapa en un trasatlántico hacia un destino incierto.


4. Ensamble 4

Néctar de catastro.
Néctar de alfombras.
Néctar de cristales.
El néctar que todos traemos dentro explotará indefectiblemente cuando la luna se haga Verbo, y las lunas más pequeñas, las que están ocultas en las sombras de sus respectivos planetas, se preparan para la guerra.
Néctar de sonrisas histéricas.
Néctar de glorias pasajeras.
Gloria y muerte. Vida y fe seca. Altruismo robótica.
Néctar en el ojo de la santa sede de la vacunación preventiva.
Robots y dioses, almas que increpan los símbolos del mundo.
Robots y dioses, cámara de gozo efímero.
Néctar de castro.

5. Ensamble 5

Código muerto.
Sacrificios cotidianos.
Pulso.
Código de cadáveres fotocopiados.
Miseria arrancada de las raíces del árbol de la incomunicación.
Código inseminado.
Bebés de cartón que se mojan las piernas.
Código.
Pulsación mortal.
Código de limones rebeldes.
Bebés que comen fotocopias de mayas.
Aztecas de ravioles.
Ravioles ensombrecidos por un sol triangular.
Miseria.
Ratones que fabrican cohetes.
Orejas de tul.
Cuerpo y número. Rosa y vaticano.
Las orejas están llenas de músicos microscópicos que componen la melodía que abrirá la herida de las otras dimensiones.

6. Ensamble 6

El matrimonio de la guerra y de la paz. Un soldado blanco que besa a uno negro. Los conflictos que desaparecen con el chasquido de las moscas.
El matrimonio de la guerra y la paz. La bala que atraviesa el cráneo de una paloma.
El matrimonio de la guerra y la paz. Olor a pólvora sobra una cama limpia.
El matrimonio de la guerra y la paz. Tolstoi comiéndose a Witman, Focault comiéndose a Rosseau, Platón comiendo a Nietszche.
El matrimonio de la guerra y la paz. La condecoración de la maldad, el festejo de los perdedores.
El matrimonio de la guerra y la paz.

7. Ensamble 7.

Ensamblar las diferencias.
Ensamblar lo que se ha perdido.
La consagración mundana del ensamble. Los jóvenes que nos miran con sus ojos vacíos.
El ensamble de las diferencias.
El ensamble que nos hace perder la voz, que nos extravía en una ruta que conduce a ninguna parte.
El ensamble, la circunstancia, los botones podridos de una camisa.
La tierra, el éter, la materia inorgánica que pulula por los rincones oxidados de la galaxia.
El ensamble circunstancial
El ensamble de todas las circunstancias que nos podrían hacer mejores, pero que jamás lo serán.
Ensamblar, pecar, construir, defecar, es todo parte de la misma matemática que nos enseñan antes de llegar a este mundo.

Ensamble circunstancial: una puñalada en lo convencional

viernes, 8 de septiembre de 2006

Bailarines!

Actualmente estoy en post producción de un cortometraje que, seguramente, dará que hablar.

Se llama "Bailarines", y trata sobre dos bailarines urbanos que combaten por dinero, mediante un peculiar ritual mágico relacionado con la música propiamente.

Los actores son Guillermo Bergandi y Juan Manuel Agopian, dos joyas de la actuación joven de la Argentina.

Iré agregando más material al término de la post edición.

Morcilleadas en Fuga Jurásica 8

Año tras año, Grupo Fuga realiza en Buenos Aires el festival de nuevas tendencias del arte, "Fuga Jurásica". En su 8° edición, tengo el placer de ser el encargado de una de las salas de video, además de realizar el videoarte de los grupos Veleta, y Fluor, respectivamente. Luz y oscuridad. Los invito a conocer más del festival a http://www.fuga-jurasica.com.ar y la web oficial del Grupo Fuga http://www.fugaweb.com.ar

La soledad del esófago fantasma

Una de las primeras investigaciones que realiza la Morcilla está relacionada con las apariciones de fantasmas en el ático. Una de estas, que se presentó bajo la forma de un esófago de rata, mantuvo una larga charla con la Morcilla.

Vísceras y secretos.

martes, 5 de septiembre de 2006

El ático de la morcilla

La morcilla, asqueada de la raza humana, se ha internado en el ático de una antigua casa en las afueras de Las Vegas.

Desde aquel lugar oscuro, muy ligado a las prácticas esotéricas, La Morcilla intentará conocer los secretos del universo