martes, 22 de abril de 2008

Un día

Un buen día a la morcilla se le ocurrió este poema.


UN DÍA


un día
haré que mis vísceras
sean las
hachas que
decapiten el universo

un día
voy a permitir
que los demonios
que convergen
en los seis anillos infernales
sean
las sábanas que protejan
mi cuerpo


un día
recordaré a los que han
traicionado
sus palabras
haciendo de sus actos un
error diario
y sabré distinguir el agua del aceite

un día
ya no habrá
más nada
que un vacío
obeso y maloliente

un día
que será noche
para todos
incluso para mí

3 comentarios:

  1. los buenos días en los que la morcilla se destripa a si misma

    saludos escampados

    ResponderEliminar
  2. Sali al balcon y te oi cantar en el patio, pero no fui yo el que te tiro la maceta.

    ResponderEliminar
  3. Muniequera:

    Y sí... Es un círculo de auto-flagelación

    Oscar:

    Ando medio afónico a veces... Ahora mando mis palomas con palabras grabadas en reproductores de mp3, que ato en sus patitas.

    ResponderEliminar